Un día en Basilea

Lo primero que deben tener en cuenta al desembarcar de su vuelo en el Euroairport, es que este sirve a varias ciudades de distintos países, esta ubicado en la frontera entre Suiza, Alemania y Francia. Después de recoger el equipaje, deberán seguir estas indicaciones:

Euroairport

En Basilea, el transporte público dentro de la ciudad es gratuito para los turistas que van a hospedarse en un hotel, esto incluye el Bus número 50 que cubre la ruta del aeropuerto al centro y viceversa, deben llevar impresa su reservación de hotel para poder abordarlo. La parada se encuentra en el aérea de salidas del aeropuerto y su frecuencia es cada 15 minutos. Al llegar a su respectivo hotel les harán entrega de unas tarjetas para utilizar todos los transportes.

Adicional a eso la ciudad posee wifi gratuito en las plazas más importantes, en la recepción del hotel pregunten por los folletos con las claves para poder acceder a la red.

¿Se puede pagar en euros? Es la pregunta más común de todos los que van a visitar la ciudad.Y la respuesta es afirmativa, solo que el vuelto lo entregan en francos suizos. Hicimos el cálculo preguntando en una casa de cambio y curiosamente era desfavorable, convenía pagar directamente en euros en los establecimientos.

Una excelente manera de empezar el día es dando un paseo a orillas del Rio Rin, hasta llegar al Museo Tinguely, queda un poco alejado del centro pero la caminata es una grata experiencia. Encontraran el gran campus perteneciente a la fábrica La Roche y siguiendo el sendero un parque bastante agradable.

El Museo Tinguely, esta dedicado al escultor de hierro más famoso de suiza. Las esculturas de Jean Tinguely  se encuentran siempre en movimiento y algunas llegan a tener luces. Los que no tengan tiempo para visitarlo a las afueras encontraran una de sus esculturas, otra podrán verla en el área de check- in del aeropuerto y una tercera junto al teatro.

Museo Tinguely

Al finalizar la visita al museo, nos dirigimos al otro lado del Rin para llegar a una de las Puertas que daban acceso a la ciudad, la  de St. Albán y  visitar así uno de los barrios medievales más hermosos de Basilea, lo ideal es perderse por los alrededores para encontrar sitios como este:

Basilea

Junto a la Puerta pasa el tranvía y lo hemos tomado para llegar al Museo más importante de la ciudad, el Kunstmuseum, la entrada cuesta 22 francos y la audio guía tiene un valor adicional.

Muy cerca se encuentra la iglesia Gótica Elizabethenkirche, visitarla es imprescindible y si lo desean pueden degustar un café en su interior, mientras aprecian los hermosos mosaicos que la adornan.

Catedral de Basilea

También pueden llegar a lo alto de su Torre para disfrutar de unas vistas increíbles, solo deberán subir 228 escalones y pagar 3 francos o 3 euros.

Muy cerca, junto al Teatro, encontrarán una de las más famosas obras de Tinguely, una fuente compuesta por 8 esculturas en movimiento. En la zona hay sitios para comer y hacer compras. Se encuentra también un centro de información turística.

Tinguelly

Siguiendo en dirección al Rin, llegarán a la Plaza de la Catedral, mejor conocida como Munster. Su construcción en arenisca rojiza es muy peculiar, en su interior están los restos de Erasmo de Rotterdam.

Repartidas por la ciudad se encuentran 180 hermosas fuentes, de diversos estilos y  tamaños, algunas con bebederos de agua.

Y, para cerrar con broche de oro, deben dirigirse a Markplatz o Plaza del Mercado para ver  El Ayuntamiento de Basilea, donde funcionan las oficinas de Estado. Su fachada en color rojo no deja a nadie indiferente, en ella pueden admirar los escudos de los trece miembros que conforman  la Confederación Helvética, la imagen de la Virgen y la del Patrono de la Ciudad.

En esta plaza todos los días de lunes a sábado hacen un mercado con frutas y hortalizas frescas, chocolates, quesos, flores naturales, entre otras cosas.

Ayuntamiento de Basilea

Su patio interior es igual de deslumbrante, lleno de frescos y con algunas esculturas.

Ayuntamiento de Basilea

Una buena opción para cenar es cruzar el Rin por cualquiera de sus puentes. A la altura de la Catedral hay restaurantes típicos y bares para tomar unas copas. Es una zona bastante animada.

Si disponen de más tiempo, no pueden perderse:

  • Visitar las puertas de St. Johanns y Spalentor.
  • Museo de Historia de Basilea, curiosamente está ubicado dentro de una antigua iglesia
  • Zoológico de Basilea ya que es el más importante del país
  • Conocer el interior del Ayuntamiento mediante un tour guiado, en la oficina de información turística les darán información de los horarios en diferentes idiomas.

P.D: Es una ciudad sumamente costosa.

Si tienen alguna pregunta no duden en dejarnos un mensaje.

Vete de Viaje Consulting les desea Feliz Viaje

“vive, viaja, aprende, disfruta”

 

2 comentarios sobre “Un día en Basilea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s