Excursión a Luzern desde Basilea

Luzern  se encuentra en el centro de Suiza, su fácil comunicación con el resto de las ciudades y su fama mundial hace que cada día reciba cientos de turistas, muchos la visitan unas horas y otros optan por quedarse varios días y disfrutar de actividades al aire libre, como paseos en barco por el lago o  excursiones a las montañas, como al Monte Pilatus.

Llegar desde Basilea es muy fácil y cómodo, desde la estación central salen trenes regularmente, el trayecto es de 60 minutos y el ticket cuesta 60 francos ida y vuelta.

Estación central de Basilea

Sus joyerías, tiendas de lujo y famosas relojerías la hacen un destino apetecible para personas de alto poder adquisitivo.

En pocas horas podrán disfrutar de la belleza del Rio Reuss, el Lago de los Cuatro Cantones, impactantes montañas, caminar por un centro histórico medieval, una excelente gastronomía y aunado a eso podrán hacer compras. Continúa leyendo “Excursión a Luzern desde Basilea”

Un día en Basilea

Lo primero que deben tener en cuenta al desembarcar de su vuelo en el Euroairport, es que este sirve a varias ciudades de distintos países, esta ubicado en la frontera entre Suiza, Alemania y Francia. Después de recoger el equipaje, deberán seguir estas indicaciones:

Euroairport

En Basilea, el transporte público dentro de la ciudad es gratuito para los turistas que van a hospedarse en un hotel, esto incluye el Bus número 50 que cubre la ruta del aeropuerto al centro y viceversa, deben llevar impresa su reservación de hotel para poder abordarlo. La parada se encuentra en el aérea de salidas del aeropuerto y su frecuencia es cada 15 minutos. Al llegar a su respectivo hotel les harán entrega de unas tarjetas para utilizar todos los transportes.

Adicional a eso la ciudad posee wifi gratuito en las plazas más importantes, en la recepción del hotel pregunten por los folletos con las claves para poder acceder a la red.

¿Se puede pagar en euros? Es la pregunta más común de todos los que van a visitar la ciudad. Continúa leyendo “Un día en Basilea”