Qué ver en Múnich en dos días?

El aeropuerto internacional de Múnich Franz Josef Strauss, se encuentra alejado de la ciudad, específicamente a 28 kilómetros. Sin embargo, está muy bien comunicado mediante el tren de cercanías S-Bahn y el autobús exprés de Lufthansa, este último con una frecuencia de cada 15 minutos, en un trayecto de 40 minutos hasta la Estación Central (Haupbanhof), posee conexión wifi  y es para nosotros la opción más cómoda (ambos sistemas de transporte cuestan 18 euros ida y vuelta, diciembre 2017). Pueden tomarlo en la primera línea de la estación de autobuses del aeropuerto.

En este post se encuentra una guía para visitar la ciudad en dos o tres días con las sugerencias necesarias para un viaje inolvidable a la capital bávara.

Nos hemos alojado en las inmediaciones de la estación central, por ser un punto idóneo para hacer excursiones a las cercanías y la ubicación ha resultado acertada.

Karlsplatz: En un corto paseo desde la estación central, nos encontramos con una de las puertas de entrada a la ciudad llamada Karlstor. En navidad, la plaza disfruta de gran ambiente, con una pista de patinaje sobre hielo y un área bastante amplia para disfrutar del ambiente natalicio, mientras que en verano posee una gran fuente de agua.

Cruzando Karlstor se encuentra Neuhauer Strasse, una de las calles peatonales de compras más famosas de Múnich.

Karlsplatz

Frauenkirche (Catedral de Nuestra Señora de Múnich): Con unas dimensiones capaces de acoger a 20.000 personas, la convierten en una de las más grandes de Alemania. Sus dos torres de casi cien metros pueden verse desde cualquier lugar del centro histórico, la municipalidad prohibió construir edificios que puedan hacerles sombra.

Debido a que fue parcialmente destruida durante la segunda guerra mundial, en la actualidad posee un interior bastante simple. Se encuentran las tumbas de los arzobispos católicos de Múnich y de varios miembros de la Dinastía Wittelsbach. A la salida observen con atención el piso hasta encontrar una huella, que cuenta la leyenda “es la pisada del diablo”, dejada al momento de su huida. (Encontraran un panel informativo contando la leyenda en detalle). 

Marienplatz (Plaza de Santa María): Plaza principal y centro neurálgico de la ciudad. Llamada así como ofrenda a la virgen para que protegiera la ciudad de la epidemia de cólera que la azotaba. En 1638 fue construida una gran columna central  en honor a la virgen, para celebrar el fin de la invasión sueca.  Como es de esperarse tiene varios puntos de especial interés:

.- Neues Rathaus (Nuevo Ayuntamiento): Con casi cien metros de longitud, su fachada ocupa casi la totalidad de la plaza, su torre más alta mide 85 metros y es posible el acceso para disfrutar vistas panorámicas, la mejor noticia es que existe ascensor.

Todos los días a las 11:00, 12:00 y 17:00 horas el Carillon ubicado en la torre del Nuevo Ayuntamiento, cobra vida para el deleite de todos los turistas. Sus distintas figuras en tamaño real danzan una alegre melodía que evoca el fin de la peste.

.- Altes Rathaus (Antiguo Ayuntamiento): De aspecto neogótico, fachada blanca inmaculada, con una torre de 55 metros de altura, construida antes que el resto del edificio para ser utilizada como centro de defensa y más de 500 años de historia lo convierten en un emblema de la ciudad. Fue testigo de sucesos importantes en la historia del país, como la proclamación de la Noche de los Cristales Rotos, donde el 9 de noviembre de 1938 se ordenó la ejecución de cientos de judíos y aproximadamente 30 mil fueron llevados a los campos de concentración.

Después de ese oscuro episodio, en la actualidad alberga el Spielzeugmuseum (Museo del Juguete): Con una de las colecciones de juguetes más grandes de Europa, puede resultar entretenido para las familias con niños.

Marienplatz Múnich
Nuevo Ayuntamiento y en el centro de la torre el famoso Carillón

Alter Peter o Peterskirche (Iglesia de San pedro): Se trata de la iglesia católica más antigua de toda Alemania, en su interior se encuentra el esqueleto lleno de joyas de Santa Munditia, patrona de las solteras.

306 escalones son los encargados de llevar a los visitantes a lo más alto de su torre. La recompensa son las vistas directas que se tienen de Marienplatz.

Viktualienmark: Se encuentra muy cerca de Marienplatz y es un excelente sitio para almorzar comida local en un maravilloso entorno. Hasta caer la noche en sus calles peatonales se mezclan turistas y locales, jóvenes y adultos que disfrutan del lugar.

Hay un tiempo libre para andar por la ciudad sin prisa, pueden conocer la Iglesia del Espíritu Santo (Heilig-Geist_kirche), el color verde del techo abovedado del campanario puede verse desde varios puntos de la zona en la que se encuentran.

Hofbrauhaus: No hay mejor sitio para terminar el día que en una de las cervecerías más famosas del mundo. Antiguamente fue la fábrica de cerveza encargada de proveer esta bebida a los Reyes de la ciudad, cuando en 1828 la fábrica fue trasladada, el recinto abre al público, de inmediato pasa a formar parte de la vida de los ciudadanos.

Disfrutarán de un ambiente muy agradable, típicamente alemán, con música bávara en vivo, mesas compartidas, suculenta comida local y (créannos) las mejores cervezas.

Hofbrauhaus Múnich

El segundo día ha empezado muy temprano:

Konigsplatz (Plaza del Rey): Conocido por los lugareños como el barrio del arte, se encuentran varios edificios neoclásicos que albergan museos muy interesantes, como la colección estatal de antigüedades, la gliptoteca que alberga antigüedades griegas y romanas. Así no sean amantes de los museos, les recomendamos dar un pequeño paseo en esta plaza, para admirar la magnificencia del lugar.

Como dato interesante les contamos que la Plaza debe su nombre a que fue mandada a construir por el Rey a medio camino de distancia entre su residencia oficial en el centro de Múnich y su residencia de verano El Palacio de Nymphenburg (hablamos de ambas en el transcurso del post)

Odeonsplatz (Plaza del Odeón): Es una de las plazas más importantes de Múnich, fue diseñada como entrada triunfal a la ciudad. Llama mucho la atención el Monumento construido como símbolo al honor del ejército Bávaro Feldherrnhalle.

Odeonplatz Múnich

Theatinerkirche (Iglesia de los Teatinos): Iglesia proyectada por un arquitecto Italiano, de ahí el estilo barroco italiano que posee su tan peculiar fachada de color amarillo.

Su interior alberga el Panteón de los Reyes de Baviera, en una capilla se encuentran las tumbas del Rey Maximiliano II junto a su esposa María de Prusia. También se pueden ver las tumbas de varios integrantes de la Dinastía Wittelsbach.

Munchner Residenz (Residencias reales de Múnich): Visita que ningún turista debe perderse en la ciudad. Se trata de la residencia oficial que utilizaron los monarcas Bávaros durante 600 años, la visita transcurre entre las distintas estancias del palacio, se hace por cuenta propia con la ayuda de una audio-guía.

Sin lugar a dudas la sala más impactante es el Antiquarium (sala de antigüedades), donde se exponen bustos de gran importancia para el arte renacentista, y asombrosos frescos que abarcan la totalidad del salón.

Los tesoros de la Dinastía Wittelsbach que se exhiben en el palacio, es una de las colecciones más importantes en su género a nivel mundial.

Residenz Múnich

Teatro Cuvilliés: Los que deseen acceder al teatro, lo más conveniente es comprar la entrada combinada junto con la visita a las residencias reales y a la la sala del tesoro. Se encuentra en las instalaciones de las residencias y se trata de uno de los ejemplos de arquitectura rococó más importantes de Alemania.  Si lo prefieren pueden asistir a alguna función  y disfrutarlo en todo su esplendor.

Hofgarten (Jardín de la Corte): Les recomendamos adentrarse en este jardín de estilo renacentista, hasta encontrar el hermoso pabellón dedicado a la Diosa Diana. Si tienen tiempo, pueden acercarse al Englischer Garten (Jardín Ingles), con unas dimensiones de 4oo héctareas, incluso mayores a las del Central Park de NYC, que lo convierten en uno de los parques urbanos más grandes del mundo. Es famoso por la Casa de té japonesa y la pagoda china de 35 metros de altura que se encuentran en su interior.

Olympiapark (Parque Olímpico): Es una excelente idea para terminar el día de manera relajante. Fue construido para la celebración de los juegos olímpicos de Múnich en 1972,  podrán caminar por sus jardines que incluyen un hermoso lago, patinar sobre hielo, disfrutar de un acuario y, probablemente la atracción estrella del lugar, La Torre Olympia (Olympiaturm), donde podrán subir a lo más alto y disfrutar las vistas de Múnich a 290 metros de altura o degustar comida típica en su restaurant giratorio con vistas de 360 grados de la ciudad. Llegar en metro es muy cómodo, con las líneas U2 y U3.

También se encuentra el centro de exposiciones BMW Welt, excelente opción para los amantes de los vehículos. Muy cerca también puede visitarse el Museo BMW.

Los que deseen disfrutar a plenitud de este parque necesitarán medio día para ello. Si solo desean pasear y subir a la Torre Olympia, un par de horas será suficiente.

Olympiarpark

Es recomendable quedarse más días en la ciudad para poder visitar el Palacio de Nymphenburg, en el siguiente link, pueden leer nuestro post dedicado únicamente a ese palacio: Visitar el Palacio de Nymphenburg en Múnich

Deben disponer aproximadamente de 5 horas para visitarlo. Nosotros teníamos un día completo, así que de regreso con el tram número 17 hemos atravesado la ciudad, hasta los márgenes del río Isar y hemos contemplado otra de las puertas de entrada a Múnich, Isartor. Encontrarán buenos restaurantes en las inmediaciones de Isartorplatz.

Isartor Múnich

Si tienen alguna pregunta o inquietud no duden en dejarnos un mensaje.

Vete de Viaje Consulting les desea Feliz Viaje.

“vive, viaja, aprende, disfruta”

 

Anuncios

4 Comentarios

  1. Juan Diego Martinez

    Que interesante!
    Me ha llamado mucho la atención que hagas referencia a la historia de la pisada del diablo, no todos hablan sobre las historias de Múnich, y en mi opinión, es un atractivo más de la ciudad.
    Nosotros queríamos salir de lo tradicional y hacer algo alternativo, alguna actividad que fuera diferente a lo que acostumbramos hacer y ahí, es donde conocimos la leyenda que comentas, pero no era la única… Munich es una ciudad oscura, con leyendas, mitos, muertes y brujería. así que hicimos un tour la Munich oculta (https://tourgratis.com/tour/tour-munich-oculto) y lo cierto es que nos costó pillar un poco el sueño esa noche 😛

    Buen post, te felicito!
    Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s